Llego la decoprimavera!!, me gusta observar la naturaleza e inspirarme en ella para crear. Y la primavera es una estación maravillosa para ello, cambia la luz, el olor, los tonos, nos cambia la forma de percibir y de sentir; yo suelo tener más positividad y ganas de hacer cosas nuevas, vamos, de renovarme. En concreto, hoy quería hablarte de la belleza de un almendro en flor, y la posibilidad que nos ofrece de trasladar esta imagen a nuestra casa, porque, seria genial disponer de un jardín con un almendro, pero si no tienes esa suerte, pues te invito a que veas en estas imágenes cómo puedes disfrutarlo.

Por favor, si te gusta esta idea invierte en flor artificial de calidad, bien acabada. Y no te mesures en la cantidad, lo bonito de esta idea es el tamaño.

 

No podía faltar Van Gogh y sus ramas de almendro en este post. Puedes optar por colgar en tu salón o dormitorio una lámina bien enmarcada, una ilustración o una fotografía que te llene el alma, como esta. LLena tu casa con #decoprimavera, exprime tu imaginación.

 

 

Nos quedan los papeles pintados, que pueden ser con un patrón que se repite o un mural. Y que no solo pueden instalarse en pared. Piensa tal vez en aplicarlo en unos paneles para crear separación de ambientes, o en una superficie horizontal que, con un vidrio de protección, nos puede servir como despacho o mesa de trabajo.

 

 

Y por supuesto, las telas!! esos maravillosos estampados en linos, y algodones frescos con los que podemos dar un cambio radical al salón:  visillos, cojines, tapicería, un bastidor entelado… ya sabes, escoge tu opción, que dependerá del resto de elementos que ya tienes, lo ideal es tener una base neutra para poder ir cambiando esos pequeños elementos cada temporada y mantener viva tu ilusión por la decoración.